Publicado el

Proceso Terapéutico: una oportunidad para crecer en conjunto

Proceso Terapéutico

He acompañado a tantas personas a caminar hacia su alma. Qué honor escuchar sus historias. Qué honor verles desvestirse interiormente, escuchando sus luces, sus sombras, sus personajes, observando todo el desdibuje de aspectos que van quedando en el camino. Todo para encontrarse con su corazón y su identidad… para atreverse  a escribir su propia historia. 

Qué privilegio aprender de ese proceso tan sagrado y tan íntimo. 

Podemos ver que la alquimia es permanente en la vida, y se precipita cuando caminamos hacia nuestra transformación, permitiéndonos evolucionar en el proceso terapéutico, como consultantes y también como terapeutas. Porque ver cada paso que las personas toman hacia el proceso de la individuación, ese desarrollo personal que avanza hacia la esencia auténtica, es un regalo lleno de significado. En terapia, ambas almas se encuentran reflejándose a sí mismxs. En sincronía para aprender y expandir la conciencia en conjunto. 

Cuando unx consultante deja de resistirse a la experiencia, he podido ver y sentir cómo se iluminan por dentro, emprendiendo un vuelo hacia el infinito, en el que por fin sienten que podrían ser quienes vinieron a ser. Tras ese despertar, mi trabajo es guiarles a tomar el timón: saludar a todxs lxs personajes que coexisten, darles la reverencia y las honorables gracias por haber ocupado un espacio, por haber construido un adentro y un afuera. 

Agradecer a todo lo acontecido para decir: 

Tomo
Mi
Vida
Para
Vivirla
Sin
Resistirme
A
La
Mengua
De
Experiencias
Me
Permito
La
Realización
De
Mi
Ser
Abrazando
Toda
Experiencia]
Porque
De
Esta
Forma
Me
Encuentro
Con
Mi
Ser
Más
Autenticx

 El tesoro es no resistirse al aprendizaje. Para lxs alquimistas, seamos terapeutas o consultantes, todo es abono para la transformación y para el acercamiento más profundo a la felicidad de ser quienes vinimos a ser y hacer aquello que amamos.