Las 3 cosas que debes saber antes de usar un Huevo Yoni

Los Huevos Yoni son las llaves de apertura a la Diosa que hay en ti. Cada cristal se generó hace miles de años, siendo un elemento perfecto de la naturaleza, tanto en su estructura cristalina -que resuena con nuestra propia estructura- como en su color -que vibra en amor sanando desde adentro hacia afuera cada capa de nuestros cuerpos-. Tienen el poder de emitir luz y de absorber bloqueos que impiden el libre flujo de la energía de vida. 

Para saber por dónde comenzar, siente en tu corazón qué es lo que necesitas. Pero primero, ten en cuenta las siguientes 3 cosas.

  1. Cómo elegir tu primer huevito (y prevenir que no se caiga). 

Teniendo claro que cada mujer es un universo y que cada vagina es única, hay 2 factores que permiten elegir entre huevos pequeños, medianos y grandes: Haber tenido un parto natural y tener más de 30 años. Si no es tu caso, puedes partir con tamaños pequeños o medianos, de acuerdo a cuán rígido o tonificado esté tu canal vaginal (te será más fácil deducirlo si usas la copa menstrual). A partir de la treintena, la elasticidad de nuestros músculos vaginales cambia, por lo que se recomienda usar huevos medianos o grandes; y si has tenido un parto vaginal, lo mejor será empezar con uno grande. Con esta información, no correrás riesgos de que un huevito se te caiga. Y es probable de que con su uso vayas necesitando tamaños más pequeños, ya que justamente se fortalece el piso pélvico. 

Con respecto al tipo de cristal o piedra a escoger, siempre puedes plantearte conversar con una terapeuta de huevitos ya empoderada como alquimista, sobre todo si presentas algún problema en tu sistema reproductor y/o estas pasando por un momento intenso en tu vida. La mejor forma de comenzar por tu cuenta es viendo qué te resuena más a ti. Esto a partir de todo el contenido que te he estado ofrendando en mi Instagram y Blog; y si has podido tomar el taller introductorio Huevos Yoni: Reconquistar el Templo Alquímico, mucho mejor. A medida que avances en el proceso, sentirás y te pasarán muchas cosas. Escucha tu corazón, confía en tu intuición. Si deseas continuar con un grupo de mujeres, una alternativa es ingresar a nuestra formación de Terapeutas en Huevos Yoni, en la que podrás compartir y entender tu transformación, acompañándola con danzalquimia, clases y círculos para empoderarte. También existen otros grupos, mira que somos una red enorme de Mujeres en todo el Mundo.

  1. Cómo introducir y sacar el huevo (y dónde se queda entremedio). 

Cada huevo tiene su metodología de uso particular, que involucra su limpieza y su programación específica. Pero todos se introducen de la misma manera. Lo ideal, es partir con un masaje de pechos, inspirando por la nariz y exhalando por la boca, relajando y abriéndote, para luego darte un masaje de vulva.

Tras el masaje se abren labios externos e internos y se introduce el huevito hasta el final. Si la metodología indica su uso durante el día, lo mejor es aprovechar el momento de la ducha. Muchas personas me preguntan si es posible que el huevo no vuelva a salir y se pierda en nuestro interior. Esto es imposible porque el huevo queda alojado en el canal vaginal, entre la entrada de la vagina y el cérvix, así que no tiene dónde ir y perderse.

¿Y cómo se saca? Depende un poco de la metodología, pero en general el huevo baja solito de manera perfecta, enseñándonos a soltar el control. Si no lo hace, pregúntate “¿qué estoy reteniendo?”, y verás como el huevo baja en el momento que te llegue la respuesta. Puedes acompañar la salida del huevito relajando la mandíbula (al abrir la boca) y exhalando mientras pujas suavemente; sentirás cómo el diafragma pélvico hace que el baje y salga. Luego sólo queda enjuagarlo y guardarlo. Lo importante es no sacarlo a la fuerza porque puedes dañar tu suelo pélvico.

¿Y cómo se saca? Depende un poco de la metodología, pero en general el huevo baja solito de manera perfecta, enseñándonos a soltar el control. Si no lo hace, pregúntate “¿qué estoy reteniendo?”, y verás como baja en el momento que te llegue la respuesta. Puedes acompañar la salida del huevito relajando la mandíbula (al abrir la boca) y exhalando mientras pujas suavemente; sentirás cómo el diafragma pélvico hace que el baje y salga. Luego sólo queda enjuagarlo y guardarlo. Lo importante es no sacarlo a la fuerza porque puedes dañar tu suelo pélvico.

  1. Cuáles huevos no debes usar intravaginalmente (y qué más puedes hacer con ellos). 

Nosotras tenemos un pH ácido en la vagina que hay que cuidar, y que puede verse alterado con el uso de algunas piedras. Por lo tanto, no todos los huevitos que encuentres son para uso intravaginal, lo cual no significa que sean negativos y no los puedas usar encima de tu piel. Por supuesto que también puedes usar los intravaginales por afuera, para hacer masajes de pecho, de vulva, de útero y de la musculatura perineal. Además, hay otras prácticas taoístas para cuando no podemos usarlos dentro, como cuando menstruamos o gestamos (tema del que también te hablaré en otro post). 

Por el momento, lo que quiero que sepas es qué huevos NO DEBES usar jamás en tu vagina: Ojo de Tigre, Fluorita, Lapislázuli, Malaquita, Crisocola, Selenita y Unakite. También existen dudas con respecto a la Amatista que hoy se está usando un montón en forma de huevito. Ésta sería semitóxica, pero no conozco estudios ni casos que lo corroboren.

Si quieres guiar la sanación en otrxs a través del placer o realizar tu propio proceso terapéutico con huevitos de manera grupal y sorora, ingresa a nuestra Formación para Terapeutas en Huevos Yoni). Este curso -antes llamado Cristaloterapia para la Mujer– profundiza por 2 años en la ciclicidad de la naturaleza, el sistema patriarcal, las arquetipas y los cristales.

Y ojo, que está con un 20% de descuento durante julio.

Suscríbete al Blog

¡ No te pierdas las novedades !

Comparte

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Otros artículos del blog que te pueden interesar

¿Has oído hablar de los Huevos Yoni?

Hace tiempo entraron a las tiendas de juguetes para adultxs como la versión original de las bolas chinas o de Kegel, y empezaron a venderse para el autogoce. Pero los Huevos Yoni corresponden a una medicina cuyo poder ancestral va más allá de lo físico y erótico. Acá te cuento lo principal.

Leer Más »

Huevos Yoni para la Figura Paterna

La mayor parte del mundo celebra el Día del Padre en este mes de junio. Acá mi reflexión al respecto, y algunas recomendaciones para sanar la relación con esta figura tan significativa usando Huevos Yoni.

Leer Más »

Un Campo Protector para la Pandemia

El confinamiento, el teletrabajo, las clases online, además del permanente miedo al contagio y el exceso de información, hacen necesario armarse de un escudo protector. Aquí te enseño a generarlo con Walnut y Mimulus.

Leer Más »

Desmitificando el Rescue Remedy

Es el remedio de Flores de Bach más vendido en el mundo, pero ¿conviene tomarlo tanto como se recomienda? Hoy te contesto todas las dudas que surgen al hablar del famoso Rescue Remedy.

Leer Más »